Inicio UACh / Dirección de Tecnologías de Información / / Noticia


Cómo afectará el Internet de las Cosas a las organizaciones.


Expertos señalan que con el tiempo será absolutamente necesario añadir inteligencia a las organizaciones.

Son muchos los impactos de los nuevos sistemas y de la nueva tecnología basada en inteligencia artificial, pero ninguno tiene un calado tan amplio, tan profundo y tan incierto, como el llamado Internet de las Cosas. La tecnología inteligente está produciendo cambios relevantes en la vida humana a través de la transformación digital profunda. Todo es afectado.

Claramente el poder de la computación aumenta de manera exponencial y adquiere su máxima dimensión ante la posibilidad de conectar prácticamente TODO a internet. Con los sensores inteligentes asequibles para cualquier empresa, podemos dotarla de dos características fundamentales: por un lado, la capacidad ubicua de captar datos y con ello el auge de la economía dirigida por la analítica y por otro la vulnerabilidad producida por tanta apertura al exterior de nuestras redes.

La nube permite la captación de información, en tiempo real si se desea, de manera estructurada, con modelización de datos y su conversión en conclusiones que dan capacidad de adelantarnos en la toma de decisiones. Sin embargo, está lejos de ser consumible de manera libre. El Internet de las Cosas no se compra e implementa al peso, sino que requiere de un coordinado esfuerzo desde lo estratégico a lo táctico donde se necesita aunar negocio, tecnología, analítica, seguridad, modelos predictivos, innovación, etc.

Aunque algunos de sus usos puedan ser fácilmente aplicables, por ejemplo los relacionados con mantenimientos predictivos, los impactos más profundos pueden modificar de manera estructural algunos parámetros como la productividad empresarial, la eficiencia en el uso de recursos, el impacto medioambiental, la aparición de nuevos modelos de negocio, la reducción del número de trabajadores, la reducción de la privacidad, u otros que tocan y tambalean modelos de negocio completos.

El Internet de las Cosas obliga a reflexionar en forma defensiva ante la posible afectación del modelo de negocio de cada compañía, a la vez que propone un marco de innovación que puede permitir la generación de nuevos negocios y nuevas formas de hacer.

Se trata de un camino complejo, potencialmente inmenso en cuanto a posibilidades pero que requiere una adecuación y alineamiento de objetivos, transformación digital y adopción de manera coordinada entre las diferentes áreas corporativas tanto de negocio como técnico-tecnológicas.

La base del Internet de las Cosas es la capacidad de tomar decisiones más inteligentes, en todo el proceso productivo, afectando el total de la cadena de suministro hasta las actividades más orientadas a cliente A futuro, los sensores, las apps, la computación de nube, recorrerán un camino doble hacia la verticalización por sector y hacia la consumerización que permita una adopción más asequible a las empresas que hoy tienen complicado aplicarla profundamente, pero hasta esa llegada masiva, es recomendable la reflexión sobre la afectación de los modelos de negocio, la capacidad de añadir inteligencia a nuestra organización y la posibilidad de aumentar nuestros datos para la toma de decisiones en forma cualitativa y selectiva. 

Fuente www.abc.es