Inicio UACh / Dirección de Tecnologías de Información / / Noticia


Gobierno presenta decreto para modificar reglamento de comunicaciones telefónicas.


El Gobierno ha presentado ante Contraloría Regional de la República, un decreto que modifica el reglamento sobre interceptación de comunicaciones telefónicas y otras formas de comunicación.

El documento, propone -entre otras cosas- ampliar el tipo de los datos recolectados por las compañías de telecomunicaciones y el plazo de almacenamiento de estos mismos. El decreto establece que las compañías deberán guardar los datos de sus clientes durante un periodo de dos años, algo que el Código Penal sólo establece por un año, plazo que ya fue ampliado del original de seis meses producto de las investigaciones por casos de pedofilia.

Sin embargo, la situación que más alerta ha causado es la posibilidad de acceder a esta información sin la necesidad de una orden judicial emitida por el Tribunal correspondiente. Así lo detalla Pablo Viollier, analista de políticas públicas de la ONG Derechos Digitales: "El Código [Penal] es expreso en que para interceptar una comunicación, según el artículo 222, se requiere una orden judicial. Pero no lo dice expresamente respecto del acceso a los metadatos [...] En el decreto sólo se exige la orden judicial respecto de la interceptación, pero no del acceso a los metadatos".

Ante esto, cabe la duda de qué son realmente los metadatos y a qué tipo de información tiene acceso la compañía. La directora del Instituto Data Science de la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Desarrollo, Loreto Bravo, explica que mediante la Ley, quieren que las compañías guarden los datos del titular, las llamadas, que obvio que las almacenan ya, porque son lo que usan para cobrar, la información de los SMS, la antena a la que se conectó y comenzó a utilizar datos, por ejemplo, si se usa una aplicación como Waze, identificar cuántos kilobytes se bajaron.

De acuerdo a lo señalado por la profesional, si estos datos se hacen disponibles, sería una violación a la privacidad de las personas gigantesca, pero nadie está pensando en liberar los datos, esos datos están guardados bajo diez llaves. Los procedimientos y protocolos que hay para proteger esos datos, son vitales dentro de las empresas de telecomunicaciones y se necesita una orden judicial, comenta.

Loreto Bravo expone que lo que se habla de guardar datos de comunicaciones como WhatsApp y cosas por el estilo, es técnicamente imposible, y agrega que se "habla mucho de la información georreferenciada. Lo que pasa es que cuando uno hace una llamada, se conecta a una antena y lo que se guarda es la antena a la que uno se conectó. Esa información es necesario guardarla porque cuando emiten las boletas hay información que tiene que ver con los cobros, pero es a nivel de antena. Por su parte, aclara que los celulares, al menos en Chile, no pueden guardar la información de GPS, pero sí la información de la antena. La experta señala que "Si están asustando con esto, deberían estar aterrados de usar Facebook".

Desde Derechos Digitales aseguran que la ampliación de los tipos de datos que se pueden solicitar por parte de la fiscalía a las compañías de telefonía se amplían en el decreto bajo la descripción de "comunicaciones telefónicas, SMS, MMS, mensajes a través de diversas aplicaciones de internet, direcciones IP, URLs y/o direcciones de correo electrónico, entre otros".

En el caso de querer conocer conversaciones por WhatsApp, sólo se puede saber a qué hora la persona utilizó la aplicación, pero no hay acceso al contenido porque está encriptado, detalla Bravo.

Fuente: www.emol.cl