Inicio UACh / Dirección de Tecnologías de Información / / Noticia


Proyecto Marea permitirá conectar Internet por el Atlántico a alta velocidad.


La red unirá la ciudad de Virginia en Estados Unidos, con Bilbao en España. El cable transmitirá información a una velocidad de 169 terabits por segundo.

Si se pudiera comparar la velocidad de transmisión de datos que soportará el cable que unirá América con Europa a través del Atlántico, se podría igualar a la transmisión conjunta de 71 millones de vídeos en alta definición. Microsoft, Facebook y la empresa de telecomunicaciones Telxius están desarrollando este proyecto en forma conjunta, el que estará puesto en marcha, en el año 2018.

El cable submariano, que se ubicará a 17.000 pies por debajo de la superficie del mar ofrecerá grandes beneficios para las compañías involucradas. Según Brad Smith, presidente de Microsoft: "Los cables submarinos en el Atlántico ya transportan un 55 por ciento más de datos que las rutas transpacíficas y un 40 por ciento más de datos que entre los Estados Unidos y América Latina. No hay duda de que la demanda de flujos de datos a través del Atlántico continuará aumentando y 'Marea' proporcionará una conexión muy fuerte para Estados Unidos, España y más allá".

Esta conexión muestra claramente lo que será la infraestructura del futuro. Tanto Google, Microsoft y Facebook lo han diseñado para que fuera operable con distintos equipos en red. A través de un nuevo diseño abierto, el cable puede evolucionar con la tecnología, garantizando el máximo rendimiento para los usuarios actuales y futuros, a medida que crece la población mundial de usuarios de Internet.

Najam Ahmad, vicepresidente de ingeniería de redes para Facebook, dice que el diseño flexible de Marea permitirá a la compañía adaptarse a las necesidades futuras y apoyar mejor sus servicios cada vez más intensivos en datos. El cable también sirve a Facebook porque permitirá a los usuarios tener conexiones y experiencias compartidas con personas de todo el mundo.

Con el cable Marea, la inversión de Facebook y Microsoft les da más control sobre la gran cantidad de datos que necesitan para moverse rápidamente alrededor del mundo. Ambas compañías se beneficiarán de las mejoras en los servicios en la nube para productos como Microsoft Office 365, Azure y Xbox Live, Facebook, Instagram y WhatsApp.