Inicio UACh / Dirección de Tecnologías de Información / / Noticia


El tipo de router incide en la calidad de servicio WiFi.


Un router es como su propio nombre indica, y fácilmente se puede traducir, un enrutador o encaminador que sirve para interconectar redes de ordenadores. En la práctica, son considerados como las puertas de acceso a internet. En esa línea, la velocidad de internet inalámbrico, o WiFi, a la que accede cada usuario dentro del hogar no depende sólo de los planes que ofrecen las compañías, sino de la capacidad de los routers que entregan esta señal.

a elección del router dependerá del volumen de información, la cantidad de dispositivos y la cobertura que se requiere. Actualmente los hogares tienen más de un dispositivo conectado a la red, entre teléfonos inteligentes, televisores, tablets e incluso consolas de videojuegos, es necesario disponer de un aparato adecuado, que permita tener una buena calidad de servicio, tanto en velocidad de conexión como en calidad de imagen o sonido.

Un router adecuado no sólo mejora la calidad de la señal WiFi que existe en el hogar, sino también entrega a los usuarios una mayor cantidad de puntos de red por cable, que puede ser útil para condiciones que requieran una señal más estable como por ejemplo, para los videojuegos en línea.

Tener en cuenta la cantidad de usuarios de Internet en el hogar es fundamental; si se trata de un hogar con más de cuatro conexiones constantes, es muy probable que sea hora de dejar atrás el router que entrega la compañía y pasar a uno de mayor capacidad, como por ejemplo, los dispositivos de última generación, como el WiFi AC, capaz de entregar señales en banda dual de 2,4 GHz y 5 GHz, la que permite una mayor fluidez de datos y a la que actualmente los equipos de última tecnología son capaces de acceder.

En caso que se requiera el uso mayor de Internet por periodos, existen routers que entregan señales independientes de la conexión principal para así evitar la disminución de velocidad, uno de ellos es el DIR-859 AC1750 de D-Link. Por otro lado, en cuanto a la seguridad, hoy por hoy todos los equipos presentan diversas alternativas de encriptación, algunas más seguras que otras, pero todas con un buen nivel para aquello.

En este sentido, la recomendación es siempre a establecer las medidas de seguridad que acompañan a estos dispositivos como la configuración de una contraseña que cumpla con altos parámetros de complejidad -utilizar mayúsculas, minúsculas, números y símbolos- y cambiarla cada cierto tiempo.

Finalmente, las personas deben considerar el espacio físico en que quieren que operen las redes con alta calidad, ya que no todos los routers cuentan con la misma capacidad de alcance y mientras más barreras -como paredes o muebles- existan entre el origen de la red y el dispositivo a conectarse, más débil será.