Inicio UACh / Dirección de Tecnologías de Información / / Noticia


Mujeres analizan las tecnologías en Congreso del Futuro 2019


Mercedes Bunz, doctora en filosofía; Amber Case, antropóloga cyborg; y Tiziana Terranova, psicóloga y activista son tres de las expertas que estarán presentes en la actividad a realizarse en diversos puntos del país.

El impacto de las tecnologías en el desarrollo de la humanidad, como también las proyecciones y pronósticos hacia el futuro, son temas recurrentes para los expertos e investigadores. El Internet de las Cosas, la hiperdigitalización, la importancia de las redes sociales y la tecnología en cada detalle de la vida de las personas, son algunas de las materias que serán analizadas durante el Congreso del Futuro que se llevará a cabo la tercera semana de enero y que contará además con la participación de estas 3 mujeres que aportarán con su visión desde cada una de sus áreas.

La instancia desarrollada por la comisión Desafíos del Futuro del Senado para acercar el conocimiento a la sociedad, y conversar sobre la importancia de tomarle el peso a esta situación contará con la presencia de Mercedes Bunz, doctora en filosofía; Amber Case, antropóloga cyborg; y Tiziana Terranova, psicóloga y activista; quienes debatirán cómo la tecnología está afectando la vida de las personas hasta el punto en que no se cuestionan importantes aspectos de seguridad o privacidad.

Mercedes Bunz
Es Periodista, doctora en Estudios de Medios de la Bauhaus University Weimar y profesora titular del King's College London, la investigadora de origen alemán se ha dedicado a escribir sobre tecnología y plataformas de redes sociales, puntualizando en la forma en que impactan en la vida de las personas.

Su investigación "La Revolución Silenciosa: Cómo la digitalización transforma el conocimiento, trabajo, periodismo y política sin hacer demasiado ruido", trata de manera crítica la forma en que la tecnología se ha apoderado de ciertas instancias normales sin que se note.

Ha trabajado como redactora en medios alemanes y británicos y tiene una visión sobre la transformación digital, que también reconoce los aportes que realiza este desarrollo a la solución de problemas.

Amber Case
Por su parte, Amber Case, nacida en Portland, Estados Unidos, estudió en Lewis & Clark College y ha llegado a elaborar la tesis de que los seres humanos han entrado a una nueva etapa en la cadena de la evolución siendo ahora parte de la rama Homo Connectus.

Case asegura que "en el momento mismo en que los seres humanos empezaron a utilizar herramientas se convirtieron en cyborgs" y agrega que en la actualidad las personas mantienen una relación mucho más emocional con los dispositivos tecnológicos y las plataformas online en su manera de relacionarse, ya que cada día el nivel de conexión es mayor.

En sus trabajos ha logrado imprimir la idea de que la buena tecnología permite a las personas mejorar, ya que se genera una sinergia en el trabajo, mientras que la tecnología mala obliga a trabajar más ya que las cosas deben ser repetidas para lograrse el mismo fin.

Si se ejecuta un buen diseño, éste permite al ser humano alcanzar sus objetivos con el menor esfuerzo mental posible, señala.

A futuro, dice que la tarea más importante del ser humano no sería dedicarse a la computación, sino dedicarse a ser humano [...] en el futuro el bien más escaso será la atención y no la cantidad de tecnología.

Tiziana Terranova
Socióloga italiana, activista y experta en comunicación se ha dedicado a mostrar a través de su libro "Cultura de Redes. Políticas para la Era de la Información" cómo las actividades humanas han quedado moldeadas por el uso y la exposición a redes sociales.

Actualmente se desempeña como profesora en la Universidad de Nápoles y se dedica a ser activista en los derechos digitales de las personas, un tema que este año ha quedado patente en el mundo, sobre todo tras diversas polémicas que han afectado a millones de usuarios digitales. Terranova asegura que la tecnología ha entregado una nueva forma de "trabajo no pagado" (free labor) que constituye una fuente de valor económico en la era digital. De la misma forma, la experta expone que cada paso que se da en favor del internet de las grandes corporaciones, tiene otro paso a favor de una red del bien común, descentralizada y abierta.

Fuente: www.emol.cl