Inicio UACh / Dirección de Tecnologías de Información / / Noticia


ONU: retos planteados en digitalización


Según la UNESCO, en 16 países el nivel de alfabetización es menor al 50%, mostrando que muchas personas no saben leer, ni escribir, no tienen las competencias básicas, ni tampoco cuentan con recursos o tecnologías para acceder a las nuevas formas de comunicación de la era digital, lo que las hace quedar aún más aisladas de la evolución que se está produciendo en los países líderes.

La digitalización en la educación es uno de los grandes retos que se plantea la ONU; considera que es la nueva vía para luchar contra la desigualdad y ayudar a que muchas personas salgan de la pobreza y reciban una formación que les permita acceder a un mejor nivel de vida.

Según los datos que recoge la ONU, muchos países considerados pobres o en vías de desarrollo tienen un acceso muy limitado a Internet y dispositivos tecnológicos que se puedan emplear en los programas educativos. En zonas de África subsahariana, no llegan ni al 40%, por no contar la gran cantidad regiones y aldeas de las que no hay datos oficiales registrados.

Al fijar sus objetivos de desarrollo sostenible para 2030, la ONU incluyó que casi todos los jóvenes y gran parte de los adultos de cualquier región consiguieran estar alfabetizados y que para conseguirlo, contaban con la ayuda de la digitalización de la educación, que facilitaba la tarea y el acceso a recursos. Así, se comenzó a usar el término de alfabetización digital, ya que las TIC, la educación online y los recursos electrónicos son la nueva vía global de acceso a la educación y la forma más efectiva de democratizar el acceso a conocimiento.

Sin embargo, para llevar a cabo este objetivo, se debe en primer lugar, fomentar la alfabetización tecnológica y ayudar a que todas las personas adquieran las habilidades necesarias para manejar las nuevas tecnologías y poder emplearlas en todas las actividades que supongan una mejora en su calidad de vida. Asimismo, se debe buscar la forma en la que todos los países consigan la digitalización de la educación y cuenten con las redes y TIC necesarias para tal desarrollo. Ello permitiría el aprendizaje sin fronteras, ni limitaciones culturales.

La brecha digital es la muestra de la crítica situación, cuando gran parte de la humanidad no conoce, ni tampoco tiene oportunidad de usar las nuevas tecnologías, aumentando, aún más, las desigualdades sociales y económicas con los países desarrollados.

Fuente: www.universia.cl