Inicio UACh / Dirección de Tecnologías de Información / / Noticia


Las oportunidades del teletrabajo.


El horario flexible permite una serie de beneficios en el ritmo de vida y además, posibilita el teletrabajo, o trabajo remoto, en el cual, la persona ordena su tiempo laboral y según se ha comprobado, confirma un impacto en el rendimiento de los equipos.

Claramente las condiciones laborales y la modalidad de trabajo ha cambiado desde que fuera impuesta la jornada laboral de 9 a 5. En la actualidad, han surgido nuevos elementos como el declive de la fabricación, el aumento de las mujeres en el lugar de trabajo o la aceleración de la nueva tecnología.

Con este cambio de escenario, se ha vuelto menos necesario que todos trabajen el mismo turno de ocho horas. De hecho, con mucho trabajo ahora basado en el correo electrónico y la mayoría de las empresas que usan la computación en la nube, es infinitamente más fácil para los empleados realizar tareas a cualquier hora del día, sin la necesidad de acudir a una oficina física.

En otras palabras, los empleadores han comenzado a darse cuenta de que el simple hecho de trabajar durante ocho horas seguidas no garantiza la productividad. Existen diversos estudios que han comprobado que el horario flexible y teletrabajo son una fuente de beneficios.

Dado que el horario fijo se está volviendo obsoleto rápidamente, han surgido muchas alternativas para satisfacer las demandas cambiantes del lugar de trabajo moderno; algunas de ellas son: Días remotos ad hoc; Horario flexible de trabajo; Horario laboral de verano; Trabajo remoto a tiempo completo y Semana laboral comprimida.

De estas muchas alternativas, el horario flexible y el teletrabajo son, con mucho, las más populares:
Horario flexible. Este modelo de organización permite que los empleados personalicen su horario para satisfacer sus necesidades específicas. Esto podría significar comenzar a trabajar temprano y salir temprano, comenzar más tarde en el día y salir tarde, o incluso trabajar en diferentes días de la semana.

Teletrabajo. Esta modalidad permite trabajar en la oficina a tiempo parcial y trabajar fuera de ella el resto del tiempo acordado por contrato, ya sea en casa, en una cafetería, en un espacio de trabajo compartido o en otro lugar. Si bien antes era casi imposible que los empleados realizaran su trabajo de forma remota, la llegada de Internet, la nube y los dispositivos conectados ha hecho posible que muchos cumplan con sus responsabilidades desde su propia casa, sin necesidad de pisar la oficina.

Los beneficios para este tipo de trabajadores son muy relevantes e incluyen y entre ellas el hecho de que haya menos distracciones, tales como el ruido, las reuniones prolongadas y las charlas, con ello, los trabajadores pueden permanecer completamente presentes y concentrarse mejor en sus tareas.

Por otro lado, al programar su trabajo alrededor de las horas en que son más productivos, los empleados pueden ejecutar tareas de manera más efectiva y producir un trabajo de mayor calidad. De hecho, un estudio de la Universidad de Stanford descubrió que los empleados eran 13.5% más productivos cuando trabajaban desde casa. Asimismo, mejora la salud y el bienestar, ya que sin la presión de estar en la oficina durante ocho horas seguidas, cinco días a la semana, los empleados están en mejores condiciones para hacer frente a los problemas de salud física y mental.

Hay una mejor gestión del tiempo, puesto que se disminuyen los desplazamientos diarios, lo que implica disponer de más tiempo para completar las tareas y cumplir con los plazos. Otro beneficio es que con el tiempo extra y la energía que proviene de flexibilizar sus horas, los empleados pueden involucrarse más plenamente con su trabajo.

Al darles a los empleados más tiempo para abordar las responsabilidades y demandas de sus vidas personales, se muestran más dedicados y productivos en sus vidas profesionales.

Según un reciente estudio, "el 79% de los empleados con un horario de trabajo flexible informaron que estaban satisfechos o muy satisfechos con su trabajo", lo que significa que el adquirir cierto control sobre sus horas de trabajo aumenta las probabilidades de que se sientan más felices en su trabajo.

En definitiva, las soluciones como el horario flexible entregan grandes ventajas a las empresas, como las relacionadas con la mejora de la imagen, aumento de las posibilidades de reclutar mejor talento y también entre las nuevas generaciones (según una encuesta de PwC acerca de los empleados Millennials, "un 64% quería trabajar ocasionalmente desde casa y el 66% querría cambiar su horario de trabajo actual"), mejora de la capacitación tecnológica de la plantilla y ahorro, gracias a menores gastos generales, absentismo reducido y menor rotación.

Fuente: www.universia.cl