Inicio UACh / Dirección de Tecnologías de Información / / Noticia


Nueva profesión: Científico de datos


La gestión de la información requiere de una dedicación especial por parte de un profesional capaz de trabajar los grandes volúmenes de datos que conforman el activo informático de las empresas e instituciones. Se considera que solo aquellas organizaciones que sean capaces de gestionarlo sobrevivirán en el corto plazo.

De acuerdo con el informe Empleo IT 2017 de la consultora Deloitte, la profesión de científico de datos será una de las más demandadas en el mundo laboral en 2020. Algo que no sorprende en un entorno de transformación digital y cuando se comprueba que la Ciencia de Datos domina los listados de las habilidades más requeridas por las empresas.

El científico de datos se desempeña en sectores dentro de la sociedad del conocimiento y el Big Data, sin embargo, quienes han tomado la delantera en el aprovechamiento de los datos como herramienta de desarrollo han sido las grandes empresas como los bancos, servicios financieros, salud o del retail. Independientemente de ello, los expertos creen que su función puede beneficiar a todas aquellas en las que las ventas y el marketing desempeñen un papel clave, lo que en la práctica quiere decir casi todas.

Por estos días existe un desfase entre la demanda de especialistas en el análisis y el tratamiento de los datos, que es grande y va en aumento, y la oferta de este tipo de profesionales especializados, que es sensiblemente inferior.

El profesional dedicado a este rubro necesita de una especialización intensa, por lo que muchos centros universitarios están comenzando a desarrollar ofertas educativas para este sector, que se adapte a las cambiantes necesidades del ámbito profesional. En la actualidad ya se puede estudiar con la intención de trabajar como científico de datos: por ejemplo, quienes tienen un Grado en Matemáticas, o en Estadística, son profesionales que están desarrollando en mayor grado las fórmulas, los algoritmos y los modelos de desarrollo óptimo que se utilizan para las tecnologías más disruptivas del mundo.

Otros estudios relacionados con el mundo del Big Data son la Ingeniería de Sistemas, la Ingeniería Informática, la Ingeniería de Software o las Ciencias de la Computación.

Para este tipo de trabajo se requiere de habilidades matemáticas, estadísticas y para la programación informática, pero también destacan por ser metódicos y por sus habilidades analíticas. Todo ello es compatible con unas avanzadas habilidades de comunicación, puesto que una de sus funciones es, precisamente, hacer más entendible toda la información con la que trabajan, diferenciando tendencias y estableciendo causalidades o correlaciones entre los datos recopilados. Saber transmitir las posibles soluciones de manera precisa y clara por medio de las plataformas adecuadas es, por lo tanto, también básico para su trabajo.

Fuente: www.universia.cl