Inicio UACh / Dirección de Tecnologías de Información / / Noticia


Liderazgos en tiempo de la Inteligencia Artificial


En la actualidad, con la irrupción a pasos acelerados de la IA, ya no podemos limitarnos a los cinco o diez modelos de liderazgo más comunes. Con la era digital, cambian los tiempos y las necesidades de las personas, dejando obsoletos algunos enfoques, que dejan de tener sentido.

Con la Inteligencia Artificial se crean nuevas necesidades y enfoques en relación a los tipos de liderazgo. Lamentablemente, en muchos países, el sistema educativo aún está lejos de estar listo para apoyar a la nueva sociedad impulsada por la tecnología, puesto que se continúa capacitando a los jóvenes para que realicen trabajos que pronto serán asumidos por las máquinas y falta integrar nuevas disciplinas y prácticas que puedan prepararlos mejor para el futuro.

Por otro lado, los nuevos liderazgos, asociados al uso de las tecnologías, requieren profesionales con nuevas habilidades y ello implica la necesidad de prestar más atención a algunas capacidades que hasta ahora se han tratado como secundarias. Por ejemplo, la empatía o la inteligencia emocional.

Así lo demuestra un reciente estudio de McKinsey, donde se revela que, "para 2030, el éxito en el trabajo vendrá principalmente determinado por las habilidades sociales y emocionales de las personas". La inteligencia artificial permite que la persona se oriente al empoderamiento y además, aporta con las herramientas que necesitan para automatizar tareas redundantes, identificar y analizar patrones ocultos en los datos y encontrar ideas revolucionarias.

Actualmente ya no tienen sentido los tipos de liderazgo como el transaccional, autocrático o burocrático porque muchos procesos están controlados por máquinas y, no es preciso hacer un seguimiento exhaustivo del progreso de los empleados, que quede registrado.

Existen nuevos estilos a considerar, como, por ejemplo, el liderazgo carismático, el participativo o el transaccional, demostrando que las características que nos identifican como humanos se imponen en el entorno de trabajo. Sin embargo, ello no funciona si los líderes no cuentan con habilidades interpersonales e inteligencia emocional, y además, que sean capaces de comprender cómo funcionan los algoritmos de aprendizaje automático, cómo interpretar los datos y de qué modo usarlos para tomar mejores decisiones.

Según los entendidos, debe haber una cooperación entre líderes e IA, y para ello, es importante comprender la IA y no temerle. En el informe Infosys sobre IA se indica que el 90% de los ejecutivos cree que sus negocios están siendo interrumpidos o reinventados por modelos comerciales digitales y sólo el 30% cree que tienen las habilidades adecuadas para lidiar con los cambios.

Otro informe de PwC revela que el 39% de los CEO está pensando en el efecto que la automatización tendrá en su fuerza laboral, mientras que la mitad de ellos ya está explorando cómo los humanos y las máquinas pueden trabajar juntos. Eso sí, se trata de trata de un porcentaje muy pequeño y, de hecho, en este momento, hay personas que ni siquiera saben que están trabajando con soluciones de inteligencia artificial de forma habitual en su industria.

La revolución digital está generando una serie de transformaciones y ello requiere de nuevos tipos de liderazgo, más humanos y familiarizados con la tecnología. La adaptabilidad, el compromiso y la capacidad de definir una visión clara son algunas de las ventajas que permitirán convertirse en un gran líder durante y después de la ya denominada cuarta revolución industrial.

Fuente: www.universia.cl