Inicio UACh / Organización / Prorrectoría / Noticia


 

A 50 años de la Autonomía de la Universidad Austral de Chile

 

Con fecha 3 de junio del año 1968, fue promulgada la Ley de la República que le otorgó la ansiada autonomía a la Universidad Austral de Chile. Catorce años después de creada la Corporación, se producía esta suerte de segunda fundación a partir de un reconocimiento que más allá de lo formal, daba cuenta del cumplimiento de una mayoría de edad de la Universidad conforme a los exigentes estándares que en la época eran requeridos. En efecto, la separación definitiva en los hechos y el derecho de la tutela de la Universidad de Chile, daba una potente señal al país y en particular al sur austral de Chile, en el sentido de contar con la existencia de una casa de estudios superiores plenamente independiente para crear sus propias carreras y planes de estudios, además de la natural autonomía en materia de gestión interna, bajo la sola limitación de los marcos jurídicos regulatorios establecidos para la educación universitaria de esa época.

Pocos días antes de la promulgación de la ley de autonomía referida, en una solemne ceremonia llevada a cabo el 31 de mayo de 1968 en el Cine Club Universitario del Campus Isla Teja, el Presidente de la República, don Eduardo Frei Montalva, firmaba el documento que viabilizaba esta decisión a partir de la aprobación que el H. Congreso Nacional había otorgado pocos meses antes del mismo año.  

En el escenario internacional, hacia mayo de 1968 importantes expresiones de protestas estudiantiles en demanda de reformas se daban en Francia y demás países europeos, fenómeno que tenía su propia ruta equivalente en América Latina y otras partes del mundo. Chile no se quedaba atrás y era testigo de demandas similares que venían exigiendo cambios políticos y sociales, en donde las modificaciones al sistema universitario no estaban ausentes. Se percibía un mundo convulsionado en donde las generaciones emergentes reclamaban un espacio en la toma de decisiones.

Es un aniversario que se conmemora con orgullo y, además, con un legítimo y profundo sentido de identidad regional. Es el momento de reflexionar en torno al compromiso que la Corporación ha tenido con la historia de la zona sur – austral del país durante casi 64 años y muy particularmente, respecto de los enormes desafíos que el futuro le depara. 


Ver aquí columna de opinión publicada en el Diario Austral de Valdivia