Inicio UACh / Organización / Prorrectoría / Noticia


 

Alumno colombiano de Intercambio tuvo destacada participación en la Camereta Estudiantil UACh

Mientras Diego Derazo Coral preparaba sus maletas en Colombia para venir a estudiar un semestre en la Universidad Austral de Chile, empacó uno de sus objetos más preciados: su clarinete. Se aprontaba a vivir una gran experiencia y no podía dejar atrás el instrumento musical que tantas alegrías le ha dado desde que comenzó a estudiarlo como un pasatiempo cuando tenía 12 años.

Hoy con 23, Diego es estudiante de Administración de Empresas en la Universidad de Ñariño, en el sur de Colombia a dos horas de la frontera con Ecuador. El año pasado con ganas de ampliar sus conocimientos postuló a la Beca Alianza del Pacífico y se la adjudicó. Por estos días está terminando su semestre de intercambio en la UACh, donde ha tenido la oportunidad de seguir perfeccionándose musicalmente.

Una de las primeras cosas que hizo al ingresar a nuestra casa de estudios fue unirse a la Camerata Estudiantil de la UACh, taller extracurricular de la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE) dirigida por el profesor Jorge Valdevenito. “Con mucho cariño me aceptaron en la orquesta. Hemos estado ensayando los sábados en la mañana y algunos días en la semana y hemos tenido algunas presentaciones muy bonitas. Es bueno para mi seguir practicando”, señala el joven colombiano.

Ad portas de finalizar su intercambio Diego resume positivamente su experiencia en Chile. “He podido viajar a lugar increíbles, conocer gente muy linda y conocer -gracias a los otros estudiantes de intercambio- muchas realidades diferentes a la mía. Se vino aprender de forma académica y profesional pero también a crecer personalmente (…) En Colombia me preguntan mucho cómo estoy, qué tal el país, y yo me animo a decirle que tomen un intercambio pues abre puertas y cambia las perspectivas de vida”, comenta Diego.

Respecto a la UACh, Derazo sólo tiene palabras de elogio: “Los profesores me han recibido muy bien, la formación es muy buena y la facultad muy comprometida con los estudiantes de intercambio. Hay disposición absoluta para resolver dudas y colaborar con nosotros”.

 

Escrito Por Natalia Sasso - Periodista Prorrectoría