Inicio UACh / Organización / Rectoría / Noticia


* Encuentro se centró en la actual contingencia universitaria respecto a casos de acoso sexual, además de conocer avances, inquietudes y propuestas al respecto.

Escrito por: Paulo Lehmann Preisler - Periodista Fc. Medicina Email: paulolehmann@uach.cl

Fotos: Paulo Lehmann 

Académicos y funcionarios de la Facultad de Medicina de la Universidad Austral de Chile fueron convocados a un encuentro abierto con autoridades de Rectoría UACh, para conversar acerca de la contingencia y perspectivas de esta casa de estudios respecto a situaciones de acoso, violencia y discriminación.

La reunión se realizó la mañana del lunes 07 de mayo en la sala Paraninfo DAE, Campus Isla Teja en Valdivia. En la ocasión el Rector, Dr. Óscar Galindo, agradeció la convocatoria y explicó acerca de las acciones que la UACh ha implementado desde 2015 con la creación Comité Paritario de Género y Diversidad, adscrito a Prorrectoría y constituido por representantes de los distintos estamentos de la comunidad universitaria.

Este Comité tiene el objetivo de “promover la inclusión de la perspectiva de Género y Diversidad a través de la proposición de políticas, procedimientos, acciones y metas que favorezcan el desarrollo de una comunidad universitaria, diversa, pero inclusiva, y equitativa en la distribución de los derechos, oportunidades, cargas y responsabilidades”. (Más detalles en este sitio Web)

El Dr. Galindo también aclaró que antes de 2015 la Universidad no tenía la institucionalidad adecuada para afrontar estas materias, indicando que los reglamentos de reciente aprobación -desde 2016 para estudiantes y desde principios de 2018 para la comunidad universitaria en conjunto- son considerados como “un modelo y tomados como referencia por las instituciones de educación superior que están emprendiendo el trabajo de redactar nuevos marcos normativos para abordar casos de acoso, violencia y discriminación”. (Conoce aquí estas normativas)

También participó de este encuentro el Prorrector UACh, Dr. Mario Calvo Gil, quien explicó la Política de Prevención y Sanción del Acoso, Violencia y Discriminación en la comunidad universitaria (ver aquí) y los distintos reglamentos, comisiones e instancias de trabajo que se desprenden de ésta y que se han desarrollado “con el valioso aporte de estudiantes, académicos y funcionarios”. Al respecto enfatizó que, si bien durante los últimos años los avances de la UACh en esta materia son ejemplares, como en todo proceso “son perfectibles y vamos aprendiendo con la ayuda de todos y todas”.

Ambas autoridades reconocieron la importancia de la actual movilización para colocar en la opinión pública esta problemática. En este contexto, anunciaron que se está constituyendo un comité especial para velar por este tipo de casos, a nivel de la Agrupación de Universidades Regionales de Chile (AUR). 

Fundamentos de una decisión

En este conversatorio también estuvo presente Natalia Salazar, asesora del Comité Paritario de Género y Diversidad y abogada de la Dirección Jurídica de la Universidad, quien detalló las sanciones aplicadas en el caso del docente de la Facultad de Ciencias por hechos de acoso cometidos contra una funcionaria, siendo posteriormente desvinculado de la Institución, así como la fundamentación de las mismas, de acuerdo a los procedimientos y marcos normativos vigentes.

Explicó que dicho caso fue investigado bajo la normativa antigua que consideraba sólo dos sanciones: el descuento de un 25% del salario diario y la desvinculación. No obstante, observó, “al momento de determinar las medidas y sanciones de este caso, fue aprobado y entró en vigencia el nuevo reglamento que regula los hechos de acoso violencia y discriminación en la comunidad universitaria y que considera un catálogo gradual de sanciones, que van desde la amonestación verbal hasta el despido”.

En este sentido, añadió que los principios del derecho penal y laboral mandatan que, en caso de que el procedimiento se haya realizado bajo una normativa antigua y en el curso de la investigación ésta cambie y considere en la nueva situación sanciones distintas, que pudieren favorecerle, corresponde, por el resguardo de los derechos fundamentales, aplicar de manera retroactiva.

Aunque, aclara, esto refiere sólo a las sanciones, y en ningún caso a los procedimientos. “Esto fue lo que llevó a que se pudiese aplicar el nuevo catálogo de sanciones, por lo tanto, no existe una contradicción en lo sugerido por la Dirección Jurídica y lo realizado por Rectoría”.

Cabe señalar que para evaluar la factibilidad de aplicación de este nuevo reglamento, se solicitó un informe en derecho a un abogado externo a la Dirección Jurídica.

"Ponderados -en relación con el nuevo reglamento- los hechos que se lograron comprobar, se determinaron un conjunto de sanciones, la primera, el traslado definitivo, y la segunda, el contrato sujeto a condiciones. Estas condiciones tienen que ver con la prohibición de acercarse a la víctima, de postular a cargos directivos, de dejar el ejercicio de los cargos que la persona tenía en ese momento, de prestar labores de docencia, y de someterse a un tratamiento o a la supervigilancia del Centro de la Mujer, por mencionar algunos. Si estas condiciones fuesen incumplidas por un periodo de dos años, se podía llegar directo al despido”, profundizó la abogada.

Luego de lo expuesto, los y las asistentes tuvieron espacio para entregar sugerencias y aclarar dudas, consultando directamente a la representante de Dirección Jurídica y a las autoridades universitarias.