CERTIFICACIÓN FORESTAL EN CHILE

DESCRIPCIÓN DE LOS RECURSOS FORESTALES CHILENOS

 


b_sectorforestal.jpg (9953 bytes)

(Los capítulos Antecedentes generales, Fortalezas y Debilidades, se basaron en información proporcionada por el Sr. Patricio Olivares, CONAF VII Región. Documento en elaboración: "Condicionantes ambientales a la Producción Forestal en Chile"). 

Durante la colonización europea (siglos XVI a XIX) la prioridad del Estado era la expansión geográfica, para lo cual eran esenciales las actividades agrícolas. La Política de Estado fomentaba la colonización como un medio de ampliar la soberanía nacional. Una causa importante de devastación de los bosques nativos, con consecuencias posteriores sobre el suelo, fue el cultivo de trigo en extensas superficies (de suelos forestales) para su exportación.

A lo largo del siglo XIX, la sociedad comienza a invertir en bienes de capital, lo que produce una intensificación de la producción. La época se caracteriza por políticas de fomento al desarrollo industrial. A los bosques nativos se le dan tres usos principales: a) como fuente energética (por fundiciones mineras y combustible), b) como infraestructura productiva (construcción de líneas férreas y electrificación del país) y c) para manufactura de madera.

En el año 1931 se crea la Ley de Bosques, que establece una serie de restricciones a la corta de bosques. Además, se crean los primeros Parques, Reservas y Monumentos Nacionales.

Por otro lado, el evidente deterioro del suelo, provocado por las extensas superficies forestales que fueron dedicadas al cultivo del trigo, motivó la contratación de estudios que evaluaron el estado del suelo y los bosques nativos del país. Las conclusiones a las que llegaron esos estudios señalaban que en el país existía una importante destrucción de recursos forestales nativos, sugiriendo además, la urgente prohibición del uso del fuego.

El Estado basado en esos informes inició el fomento de programas de forestación en suelos erosionados y dunas costeras, logrando cubrir al año 1974 algo más de 400 mil hectáreas.

En las últimas décadas, el uso de los bosques obedece principalmente a las demandas de los mercados internacionales. En este período comienzan el establecimiento masivo de plantaciones con especies exóticas de mejores crecimientos, homogeneidad en calidad y volumen, que son las características necesarias para encontrar mercados.

 

b_fortalezas.jpg (8746 bytes)

Un 3 % del Producto Interno Bruto Nacional es aportado por el sector forestal, lo que representa una suma superior a los US$ 415 millones. El sector forestal ha experimentado en la última década un crecimiento superior a un 7 % anual, siendo el monto exportado, en promedio, de US$2.000 millones anuales.

Mientras las exportaciones nacionales se incrementaron en un 300% en el período 1986-1995, las exportaciones forestales lo hicieron en un 500% (21,7 % de crecimiento anual). El número de destinos de las exportaciones forestales creció en más de un 40 % en igual período; el número de productos creció en un 125 %, y los exportadores en un 140 %.

La relación superficie plantada/ superficie cosechada es de 4 veces a 1, indicador que además de mostrar la positividad del balance anual del recurso, refleja el enorme potencial expansivo del sector industrial.

 

b_debilidades.jpg (8970 bytes)

A pesar de los logros alcanzados por el sector, las políticas de desarrollo expansivo de las plantaciones impuesta en los años ’70 provocó una excesiva concentración de la propiedad de los bosques en las grandes empresas, con sus consecuentes impactos económicos, sociales y ambientales.

La expansión de las plantaciones permitió alcanzar economías de escala que bajaron los costos de producción, pero dejando de lado otras variables importantes para mejorar las ventajas competitivas del sector.

El establecimiento de grandes extensiones de monocultivos con esquemas silvícolas simples y poco diversos dejó al sector extremadamente susceptible a las variaciones de los mercados internacionales de los principales productos de exportación (un 70 % de los productos se asocian a la industria pulpable), además de dejar al sector vulnerable al ataque de plagas de importancia económica.

En las regiones en donde se concentraron más las plantaciones (VII y VIII rergiones) se generó el mayor número de conflictos económicos, sociales y ambientales por el tema de la conversión del uso del suelo.

Otro tema de importancia en el país es la existencia de una gran cantidad de pequeños propietarios pobres con bosque nativo que utilizan el recurso como combustible, para la generación de ingresos marginales o como forraje para su ganado doméstico. Dado el tamaño de la propiedad, la cultura agrícola asociada al uso del fuego, la falta de acceso a los mercados formales y la falta de expectativas de desarrollo, se ha degradado fuertemente este recurso de bosque nativo.

 

b_mapa.jpg (10043 bytes)

mapita.jpg (142457 bytes)

 

b_superficie.jpg (11453 bytes)

Las Areas Silvestres Protegidas por el Estado cubren un 18 % de la superficie nacional (13,8 millones ha). Sólo una cuarta parte del Sistema tiene cobertura boscosa. El Sistema Nacional de Areas Silvestres Protegidas por el Estado o SNASPE se compone de la siguiente manera:

 

Categoría de unidades de SNASPE

Superficie (ha)

%

Parques Nacionales

8.812.724

61.5

Reservas Nacionales

5.493.345

38.4

Monumentos Naturales

17.670

0.12

TOTAL

14.323.739

100

Fuente: CONAF et al.(1999)

 

b_endemismo.jpg (10744 bytes)

 

Chile tiene la mayor extensión de bosques que sólo existen en el sur del planeta: "concentra un tercio de las reservas forestales de bosques templados del sur del mundo, siendo el país que contiene la mayor extensión de estas reservas.

Lista de géneros de especies leñosas endémicas de la región fitogeográfica chilena:

- Acrisione

- Latua

- Aextoxicon

- Lardizabala

- Amomyrtus

- Luma

- Asteranthera

- Misodendrum

- Austrocedrus

- Mitraria

- Boquila

- Myoschilos

- Campsidium

- Notanthera

- Desmaria

- Ovidia

- Elytropus

- Sarmienta

- Embothrium

- Saxegothaea

- Ercilla

- Tepualia

- Lapageria

 

Fuente: Arroyo et al. (1997)

Una familia (Aexotoxiceae) y 28 de un total de 84 especies leñosas de los bosques lluviosos son endémicas de la región fitogeográfica chilena.

El siguiente cuadro muestra el estado de conservación de especies arbóreas distribuidas entre la VII y X Región:

 

ESPECIE

NOMBRE COMUN

DISTRIBUCION

GEOGRAFICA

ESTADO DE

CONSERVACION

Austrocedrus chilensis

Ciprés de la cordillera

V-X

Vulnerable

Araucaria araucana

Araucaria

VIII-X

Vulnerable

Beilschmiedia berteorana

Belloto del sur

VII-VIII

En peligro

Caldcluvia paniculata

Tiaca

VIII-IX

Rara

Citronella mucronata

Naranjillo

IV-X

Rara

Cryptocarya alba

Peumo

IV-X

Rara

Eucryphia cordifolia

Ulmo

VIII-X

Rara

Eucryphia glutinosa

Guindo santo

VII-IX

Rara

Embothrium coccineum

Ciruelillo

VII-XII

Rara

Fitzroya cupressoides

Alerce

X

Vulnerable

Gomortega keule

Queule

VII-VIII

En peligro

Kageneckia oblonga

Bollén

IV-VIII

Rara

Laureliopsis philippiana

Tepa

VIII-IX

Vulnerable-rara

Laurelia sempervirens

Laurel

VI-X

Vulnerable

Legrandia concinna

Luma blanca

VII-VIII

Vulnerable

Lomatia ferruginea

Palmilla

VII-XII

Vulnerable

Maytenus magellanica

Leña dura

VIII-XII

Rara

Nothofagus alessandrii

Ruil

VII

En peligro

Nothofagus antarctica

Ñirre

VII-XII

Rara

Nothofagus alpina

Raulí

VII-X

Vulnerable

Nothofagus glauca

Hualo

VII-VIII

Vulnerable

Nothofagus leonii

Huala

VII

Vulnerable

Nothofagus pumilio

Lenga

VII-XII

Rara

Peumus boldus

Boldo

IV-X

Vulnerable

Persea lingue

Lingue

V-X

Vulnerable

Pitavia punctata

Pitao

VII-VIII

En peligro

Prumnopitys andina

Lleuque

VII-X

Rara

Saxegothaea conspicua

Mañío hoja corta

V-XI

En peligro

Sophora microphylla

Pelú

VII-XI

Rara

Weinmannia trichosperma

Tineo

VII-XII

En peligro

Fuente: Benoit (1989)

 

b_leyes.jpg (6971 bytes)

 

En 1931 se dicta el Decreto Nº4363 correspondiente a la "Ley de Bosques". Esta ley define los Terrenos de Aptitud Preferentemente Forestal y sistemas de cosecha a los que se pueden someter los bosques. Estableció premios a la forestación y prohibe la corta de bosques en zonas frágiles, creando además los primeros Parques y Reservas Nacionales, que recién en la década del ‘80 tomó forma en el Sistema Nacional de Areas Silvestres del Estado o SNASPE.

La creación de los Parques Nacionales fue la primera intención de preservar el patrimonio paisajístico. Sin embargo, la fuerte cultura agrícola de la población chilena, de sus políticos, la nula aplicación de multas y castigos por parte de los funcionarios de Estado y la disposición legal que permitía el uso del fuego al sur del Río Bío-Bío, continuaban con el proceso de degradación de los bosques y suelos de las regiones con mayor presencia de bosques.

Las negativas conclusiones de estudios ambientales realizados por las misiones extranjeras contratadas por el Estado de Chile, resultó en la creación de algunas normas legales en los años ’60. Entre ellas, destaca la creación de: los "Distritos de Conservación de suelos, bosques y aguas", y las "Areas de Protección para la conservación de la riqueza turística" (Ley 15.020 de 1962).

A mediados de la década del ‘60 se presentaron iniciativas tendientes a crear masas boscosas en suelos frágiles y erosionados. La manera de llevar a cabo dicha iniciativa fue creando Planes Regionales de Reforestación ejecutados por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) y la Corporación de Fomento (CORFO). Finalmente, la experiencia ganada en las plantaciones originó la creación de un servicio especializado, la Corporación de Reforestación (COREF), que junto a la inclusión de departamentos forestales dispersos en otros servicios (SAG, CORFO, INDAP) terminó transformándose en la Corporación Nacional Forestal (CONAF).

En 1974 se dicta el Decreto Ley Nº 701, el cual se hace operativo a través del Reglamento Nº 259 del año 1980. Dicho Reglamento entre otros, fija el tipo de manejo aplicable a diferentes Tipos Forestales y condiciones topográficas.

El D.L.701 intenta adecuar o actualizar la legislación a la política forestal vigente, creando incentivos a la conservación del suelo por la actividad forestal, definiendo los Terrenos de Aptitud Forestal (restricción absoluta al arado). Para ello se establecieron beneficios tributarios y bonificaciones a las actividades de forestación, manejo de bosque nativo y plantaciones, a las cuales se puede acceder voluntariamente.

Las obligaciones que se establecen para los propietarios son presentar y aprobar un Plan de Manejo que tiene como objetivo: "Regular el uso y aprovechamiento racional de los recursos naturales renovables obteniendo el máximo de beneficios de ellos, asegurando al mismo tiempo, la conservación, mejoramiento y acrecentamiento de dichos recursos".

Si bien el D.L.701 / 1974, Ley de Fomento Forestal, generó el desarrollo del sector forestal, este rápidamente fue aprovechado por las grandes empresas y son estas las que actualmente concentran su propiedad y regulan el mercado interno y las exportaciones.

Los pequeños propietarios quedaron al margen del desarrollo del sector produciéndose importantes fenómenos migratorios.

También quedó al margen la conservación de los suelos, lo que particularmente representa una superficie de 33 millones de hectáreas.

Las tres orientaciones claves de la modificación del D.L.701 son las siguientes:

    1. forestación en suelos frágiles,
    2. la forestación en predios de pequeños propietarios,
    3. forestación en suelos erosionados de forma moderada a muy severa.

Una Ley con fuerte implicancia para el sector forestal creada en 1994 es la Ley Nº 19.300 de Bases del Medio Ambiente, la cual fija el marco general de la Política Ambiental chilena. Esta Ley regula la ejecución de los proyectos, que por sus dimensiones, puedan tener un impacto sobre el medio ambiente. Dicha regulación se hace a través del Sistema de Evaluación del Impacto Ambiental.

Se somete al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental aquellos proyectos de desarrollo forestal o explotaciones forestales de tamaño industrial que se ubique en suelos frágiles, en terrenos cubiertos con bosque nativo, industrias de celulosa, pasta de papel y papel, plantas astilladoras, elaboradoras de madera y aserraderos. Se permite la creación de Areas Silvestres Protegidas de propiedad privada.

El proyecto de Ley de Recuperación del Bosque Nativo y Fomento Forestal se encuentra en trámite legislativo desde 1992. Persigue la protección, recuperación y conservación del bosque nativo chileno, así como una intervención esencialmente sustentable del mismo. En el proyecto los bosques nativos son clasificados de acuerdo con sus funciones preferentes (preservación, protección y producción) quedando al amparo de esta Ley los dos últimos. El Proyecto consagra y establece un instrumento, el Plan de manejo, y un proceso, el Plan de Ordenación. Con ambos se persigue regular el uso y aprovechamiento racional de los recursos naturales renovables de un terreno, así como también planificar y organizar las actividades.

Se establecen además las Normas de Protección Ambiental que faculta al Ministerio de Agricultura para regular o prohibir el uso de especies con problemas de conservación. El Proyecto además considera la aplicación de impuestos a las cortas de cosecha o eliminación del bosque nativo, dependiendo su monto del valor del bosque. Por último, en el proyecto se establece una bonificación a quienes presenten planes de manejo concebidos bajo el concepto de ordenación.

A mediados de 1999, la Cámara de Diputados recibe el Proyecto de Ley de Institucionalidad que propone una nueva organización política y administrativa del sector forestal, la que fue aprobada por la mayoría de sus miembros. Dicho proyecto de ley propone tres estamentos como son: la Subsecretaría Forestal, el Servicio Nacional Forestal y la Corporación Nacional. Este proyecto de ley en la actualidad está en trámite en una segunda instancia como es la Cámara de Senadores

 

b_reglamentos.jpg (7724 bytes)

Las disposiciones legales elaboradas en los diferentes períodos originaron numerosos Decretos Supremos que las operativizaban a través de sus respectivos reglamentos. Actualmente, los Reglamentos que se encuentran en vigencia son:

 

b_consumo.jpg (8312 bytes)

 

Consumo de Madera en Trozas por Industria

1998

Volumen (miles m3 ssc)

Especies exóticas

Especies nativas

Total

Pulpa

7406,2

 

7406,2

Madera aserrada

8.579,8

627,9

9.207,7

Tableros y chapas

664,3

211,8

876,1

Astillas

1.594,8

1.552,3

3.147,1

Trozas de exportación (1)

406,9

7,9

414,8

Otras

251,6

11,8

263,4

Total Industria

18.903,5

2.411,7

21.315,2

Fuente: INFOR-CORFO (1999)

(1): Incluye trozas aserrables y pulpables.

 

 

Producción 1998

Unidad

Total

(miles)

Pulpa química

t

1.979,7

Pulpa mecánica

t

229,9

Papel para periódico

t

163,0

Otros papeles y cartones

t

479,0

Astillas

m3

5.457,7 (1)

Madera aserrada

m3

4550,7 (2)

Tableros de partículas

m3

321,0

Tableros de fibra

m3

416,5

Tableros contrachapados

m3

129,2

Chapas de madera

m3

104,1

Fuente: INFOR-CORFO (1999)

(1): 1.475,1 mil m3 (27%) de astillas corresponden a bosque nativo
(2): 300,7 mil m3 (6,6%) de madera aserrada corresponden a bosque nativo

 

b_exportaciones.jpg (7733 bytes)

 

Retorno (Millones US$ FOB)

Año

1996

1997

1998

Total Nacional

15.404,8

16.923,4

14.895,3

Total Forestal

1.849,4

1.920,7

1.733,7

Total Forestal (%)

12,0

11,3

11,6

Fuente: INFOR-CORFO (1999)

 

b_productos.jpg (7866 bytes)

 

Exportación

Volumen (miles)

Unidad

1996

1997

1998

Pulpa química

t

1.655,2

1.575,1

1.744,6

Papel para periódico

t

138,2

145,9

117,1

Madera aserrada

m3

1.087,1

1.243,8

1.171,6

Madera elaborada

m3

112,3

207,7

223,5

Madera en trozas

m3

1.615,8

1.729,0

414,7

Astillas s/c

t

2.906,1

2.777,9

2.286,3

Tableros y chapas

t

249,0

282,1

229,5

Muebles

t

18,4

18,2

20,7

Fuente: INFOR-CORFO (1999)

 

Exportación

Retorno (Millones de US$ FOB)

1996

1997

1998

Pulpa química

764,4

689,2

692,3

Papel para periódico

98,0

76,6

69,1

Madera aserrada

185,6

217,4

176,9

Madera elaborada

43,6

79,1

74,0

Madera en trozas

103,5

106,9

23,2

Astillas s/c

170,9

147,0

130,5

Tableros y chapas

96,2

110,4

86,7

Muebles

33,0

44,8

46,1

Otros productos

312,7

358,5

361,7

Fuente: INFOR-CORFO (1999)

 

b_mercado.jpg (6247 bytes)

 

Región

Millones de US$ FOB

1996

1997

1998

Sudamérica

306,5

298,5

276,5

Centro y Norteamérica

254,8

344,9

398,0

Europa

369,8

355,7

380,1

Asia

851,8

821,2

577,6

África y Oceanía

24,2

9,3

28,2

Total

1.807,9

1.829,9

1.660,5

Fuente: INFOR-CORFO (1999)

 

b_destino.jpg (10883 bytes)

 

Región o País de destino

Porcentaje (%)

Italia

5

Reino Unido

2

Bélgica

6

Otros Europa

7

Taiwán

5

Corea del Sur

11

Japón

19

Otros Asia

17

U.S.A

2

Otros Amér. Norte

5

Argentina

3

Brasil

3

Perú

6

Otros Amér. Sur

9

Fuente: INFOR-CORFO (1999)

 

b_ocupacion.jpg (7330 bytes)

 

Actividad

Número de personas

1996

1997

1998

Silvicultura y extracción

38.730

44.185

43.115

Industria primaria

34.065

34.414

30.858

Industria secundaria

35.956

39.015

37.288

Servicios

14.496

15.553

12.660

Total

123.247

133.167

123.921

Fuente: INFOR-CORFO (1999)

 

b_inversion.jpg (7267 bytes)

 

image19

b_descripcion.jpg (11092 bytes)

 

Chile es un país latinoamericano ubicado en la zona austral de América del Sur. Su superficie continental es de 75,7 millones de hectáreas, de las cuales un 44,6% (33,8 millones de ha) corresponde a suelos de aptitud forestal. De la totalidad de suelos de Aptitud Forestal, sólo un 45 % se encuentra cubierto por bosques (15,6 millones de ha).

 

b_distribucion.jpg (9225 bytes)

 

 

b_bosque.jpg (8183 bytes)

 

image38

Fuente: CONAF et al. (1999)

 

b_bosquenat.jpg (11502 bytes)

 

 

b_regional.jpg (10205 bytes)

 

b_plantaciones.jpg (10493 bytes)

 

image22.gif (8025 bytes)

 

 


b_biginformation.JPG (7904 bytes)