Inicio UACh / Dirección de Tecnologías de Información / / Noticia


Trabajo colaborativo: tecnología para optimizar estudio y trabajo


El trabajo colaborativo se trata de una estrategia de trabajo en equipo en la que cada miembro tiene como misión apuntar al bien común y las metas colectivas.
Las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) son las herramientas más útiles y beneficiosas en los trabajos colaborativos.

El término trabajo colaborativo fue acuñado por primera vez por el académico de la Facultad de Derecho de la Universidad de Harvard, Yochai Benkler, y se refiere a la producción entre pares o colaboración de masas. El trabajo colaborativo se ha perfeccionado gracias a las herramientas tecnológicas que simplifican los procesos y aumentan la difusión de los resultados. Hoy día, el trabajo en equipo en una empresa es, prácticamente, un requisito para la supervivencia, al ser este enfoque de cooperación el que impulsa la creatividad y la innovación.

Aquí la coordinación y comunicación son fundamentales para beneficiar la creación de equipos heterogéneos y enriquecer el resultado de los proyectos. Se trata del desarrollo de ciertas tareas por parte de un equipo que trabaja por un fin en común.

El trabajo colaborativo, a través de la coordinación, la división de tareas y el contraste de las ideas permite una mayor eficiencia y sobre todo, que todos aporten y aprendan algo.

Sin embargo, por más que parezca sencillo, el trabajo en equipo no siempre es fácil de lograr. El choque de personalidades distintas, la competencia entre miembros y la falta de motivación pueden ser sólo algunos de los problemas que surjan en el seno del grupo.

Según un reciente estudio realizado por el portal Trabajando.com, un 71% de las empresas en Chile realiza trabajo colaborativo. En cuanto a las herramientas 2.0 más utilizadas para llevarlo a cabo, un 47% nombró intranet y un 23% se inclinó por las redes sociales.

Entre las ventajas del trabajo en equipo está la diversidad de formación y de especialidades fruto de la era digital y de las nuevas necesidades, lo que favorece la creación de grupos de trabajo con perfiles más diversos; pero todos reunidos con un objetivo en común. Sus aportaciones parten de ramas de conocimiento y enfoques muy diferentes, y el debate de ideas es continuo y enriquecedor. Como resultado, las conclusiones resultantes serán más creativas y relevantes.
Por otro lado, la ubicación geográfica y las distancias ya no son problema por la inmediatez de las comunicaciones. De este modo, si para un fin en común es necesario un equipo multicultural con experiencias en escenarios diferentes, la tecnología permite que la coordinación sea más llevadera y el intercambio de ideas fluido.

Trabajo colaborativo y TIC
En cuanto al empleo de las TIC, éstas multiplican las posibilidades de interacción y de intercambio de ideas, además, en términos organizacionales, permiten el almacenamiento y acceso a documentación en la nube, a la mensajería instantánea, la realización de videoconferencias desde cualquier dispositivo, las presentaciones interactivas.

De todas ellas podríamos poner cientos de ejemplos de programas de acceso libre y gratuito en que podemos participar, y hacer partícipes, a cualquier miembro del equipo.

La base fundamental de las TIC empleadas en entornos colaborativos es la transmisión y consulta libre de conocimientos. Por otro lado, en programas de investigación y estudios científicos, la simplificación del análisis del big data permite acceder a más datos, y sobre todo, facilita su compresión y aplicación. Además, los gestores de contenidos de acceso gratuito y global facilitan la difusión de la información y su empleo en aprendizajes y trabajos paralelos.
La diversidad, las TIC y el acceso libre a la información favorece la integración y motivación de cualquier usuario que comparte las mismas inquietudes que las del equipo de trabajo, por tanto, cualquier empresa lo que busca es obtener el máximo rendimiento y beneficios al menor coste posible (en cualquiera de los sentidos). Algunos de los departamentos de una empresa pueden complementarse en lo que respecta a sus funciones, por lo que es posible que sean capaces de trabajar en consonancia y con unos objetivos comunes. Esto es lo que se conoce como sinergia entre departamentos.

El trabajo en equipo es esencial a la hora de valorar candidatos para cubrir puestos de trabajo, el encargado de RRHH valorará la capacidad de trabajo con otras personas y la buena comunicación. Por este motivo, es importante entrenar esta capacidad antes de salir al mercado laboral.

Fuente: www.universia.cl