Inicio UACh / Dirección de Tecnologías de Información / / Noticia


Se agudiza la brecha digital en Chile


Un estudio realizado por la Subtel, ha revelado que las mujeres, las personas de bajos ingresos y con menor educación presentan mayores dificultades para acceder al teletrabajo, la educación en línea, los trámites virtuales del Estado y el comercio electrónico.

El Barómetro de la Brecha Digital Ciudadana, creado por el Observatorio Iberoamericano de Comunicaciones Digitales (OCD) y realizado en conjunto por la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel), la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la U. Adolfo Ibáñez y Con@cción permitió medir la percepción de las personas frente al proceso de transformación digital analizando en qué medida le ha sido más o menos difícil a la población enfrentar este cambio tecnológico.

La diferencia en el acceso a servicios digitales entre quienes tienen un ingreso mensual por debajo de los $352.743 y quienes ganan sobre $611.729 es notoria: la dificultad percibida en el acceso al teletrabajo para el primer grupo fue de un 86%, mientras que para el segundo fue un 68%. Lo mismo se observa en los obstáculos para obtener educación en línea: 87% versus un 64% respectivamente. Se nota, incluso en los problemas para hacer trámites virtuales del Estado: quienes ganan menos reportan esta dificultad en un 80%, y quienes ganan más en un 55%.

El estudio fue aplicado a 542 personas en las 16 regiones del país y mostró que las personas de bajos ingresos, las que tienen menores niveles educacionales y las mujeres presentan la mayor brecha al momento de acceder a servicios digitales, realizar trámites virtuales de salud, como solicitar horas médicas o comprar bonos y llevar a cabo actividades de comercio electrónico.

La relación también se aprecia al analizar el nivel educacional de la persona y la dificultad experimentada para acceder a estos servicios. Por ejemplo: si se compara la población que solo tiene formación básica con aquellos que cuentan con un posgrado, los primeros tienen un 91,1% de problemas para acceder a la opción de trabajar, traba que solo presenta un 62,5% de los segundos.

Lo mismo con la educación en línea, donde la comparación es de 90,2% versus 49,71%, y con el comercio electrónico, área donde los de más educación reportan en un 46,4% dificultades y los de menor nivel educativo un 88,6%. Se muestra, además, que el escenario perjudica a las mujeres: 77% de ellas presentaron mayores dificultades en acceder a estos servicios en comparación con un 61% de los hombres. Se evidencia, también, en los obstáculos para acceder al teletrabajo (82% versus 66%), a la educación en línea (82% versus 65%), a los trámites estatales (71% versus 60%), a los de salud (74% versus 62%) y al comercio electrónico (74% versus 53%).

La encuesta además mostró que un 74,4% de los encuestados considera que la digitalización y la posibilidad de aprender a digitalizarse tiene un "alto valor", objetivo que se ve dificultado por factores como la carencia de dispositivos o de energía eléctrica, la calidad deficiente de las redes de conexión y, en el caso de las mujeres que son madres, el doble rol de trabajo o estudio y cuidado del hogar.