Inicio UACh / Organización / Prorrectoría / Noticia


Dr. Tomas Baader: Sobre Serie “13 reasons why” y juego “Ballena Azul”

* El Dr. Méd. Tomas Baader, Director de “Alianza Chilena contra la Depresión” y Profesor Asociado de Psiquiatría del Instituto de Neurociencias Clínicas de la Universidad Austral de Chile, expone la gravedad que implica la serie internacional “13 reasons why” y el juego online “Ballena Azul” en torno al problema del suicidio, entregando recomendaciones al respecto y datos de cómo y dónde pedir ayuda. 

También puede leer aquí columna “La prevención del suicidio en Chile”, escrita el 03 de mayo de 2017 en El Mercurio por el Dr. Baader en conjunto con el Dr. Francisco Bustamante, Director del programa RADAR Clínica U. de Los Andes, Grupo DBT Chile.

Como Alianza Chilena contra la Depresión (www.achid.cl), ONG sin fines de lucro dependiente de la Universidad Austral de Chile, orientada a la prevención y detección precoz de los trastornos depresivos y conducta suicida, no podemos dejar de comentar la gravedad de lo que implica la transmisión por Netflix de la serie internacional “13 reasons why” o del juego online “Ballena Azul”. 

En esta serie se relata la descripción de las motivaciones para cometer suicidio de una adolescente con lujo de detalles, exponiendo al espectador a una escena muy descriptiva de un acto suicida, donde se hace la asociación simple en los argumentos de la adolescente para cometer dicho acto linealmente. Por otro lado, se muestran adultos muchas veces inoperantes en su capacidad de acogida y se idealiza románticamente el acto suicida como la consecuencia lógica de dichos argumentos y agresiones sufridas por la adolescente por parte de sus pares, lo que es de mayor gravedad. 

Existe un fenómeno descrito en la literatura internacional conocido como Efecto Werther o de coping, muy asociado a la conducta de adolescentes y jóvenes, que se relaciona con un fenómeno tomado de la novela “Las penas del joven Werther” de  Johann Wolfgang von Goethe, publicada en el 1774. Fue una novela muy popular, describiendo a  su protagonista que sufriendo penas de amor decide suicidarse. En la época muchos jóvenes vulnerables decidieron cometer el mismo acto tras conocer dicha novela, llegando las autoridades de entonces a prohibir la novela. Hoy se conoce como copycat o coping, que consiste que ante una muerte por suicidio de alguna celebridad, se producen una serie de suicidios  en el mismo grupo etario, usando incluso la misma metodología. Ejemplos tenemos varios, como lo ocurrido tras la muerte de Marilyn Monroe, Kurt Cobain y otros. 

Cuando una persona está cursando un cuadro depresivo o se encuentra bajo una gran aflicción, con compromiso del estado de ánimo, con tendencia a aislarse, con gran sufrimiento psíquico, sobre todo en el grupo de los adolescentes considerando la tendencia natural de dicho grupo etario de tener conductas más impulsivas por un tema del neurodesarrollo, al exponerse a la presencia de imágenes o conductas de autodestrucción aumenta la posibilidad de que imite dicha conducta por un fenómeno de identificación, lo que es fomentado por ejemplo en el juego online “Ballena azul “, o es descrito con detalles en la serie antes mencionada. 

Internacionalmente existe múltiple evidencia que la exposición gráfica y explícita a actos suicidas aumenta esta conducta en la población en riesgo, como puede ser la adolescente, que es el caso de “13 reasons why” y del  juego. 

Otra evidencia dura fue la transmisión en Alemania en los años 80 de una serie televisiva de 6 capítulos llamada “La muerte de un escolar”, que describía también el suicidio de un adolescente en educación media. Tras su transmisión se produjo un aumento del 75% de la tasa de suicidio en escolares de la misma edad durante tres meses, el programa se repitió en contra de las recomendaciones de expertos y la tasa de suicido volvió a aumentar de la misma forma.  Esta y otras evidencias han definido una conducta restrictiva y cuidadosa de la  conducta suicida, recomendada incluso en normas establecidas por la OMS (Organización Mundial de la Salud). 

Es importante resaltar que la conducta suicida está asociada en la mayoría de los casos a una forma de comportamiento patológico relacionado frecuentemente al desarrollo de un trastorno depresivo o afectivo. La conducta suicida no es un acto libre y consciente en su plenitud, está determinado por un cambio en la forma de ver la vida y el sentido de la misma o a actos de carácter impulsivo dentro del contexto de un gran sufrimiento psíquico. No estoy libremente decidiendo esta conducta, estoy bajo la influencia de un cambio en la capacidad de ver lo que me rodea por una alteración en mi estado anímico, que es determinado por múltiples factores como maltrato, bullying, rechazo, abandono, soledad y una vulnerabilidad que impide resolver los conflictos, lo que lleva progresivamente a pensar que la solución está suicidarse. 

Cuando uno se enfrenta como padre, madre u otra figura significativa a un(a) adolescente que tiende al aislamiento, mayor irritabilidad, menor tolerancia a la frustración, que se aleja de sus pares, se aísla en su habitación, cambia sus ritmos biológicos, cambios en el apetito, en el dormir, fallas de concentración y atención, anuncios en la redes sin sentido, mucha rabia y frustración asociados, y que estos síntomas se mantengan permanentemente por un período mínimo de dos semanas, estamos probablemente ante un cuadro depresivo o está sometido(a) a alguna situación de conflicto que no logra elaborar. Bajo esta condición es muy importante pedir ayuda y abrirse a un diálogo personal y acogedor, ver qué está escribiendo, viendo o comentando, para saber el nivel de riesgo. 

Para canalizar mejor esto es importante que existan personas capacitadas en la comunidad, que pueden ser profesores, orientadores, papás o mamás de los centros de padres, policías, sacerdotes, pastores, periodistas, etc., que puedan ser interlocutores válidos donde pedir ayuda e iniciar el comienzo de un proceso de acompañamiento más intensivo hasta canalizar a la red de salud. Son los facilitadores comunitarios o gatekeepers, quienes pueden asumir este rol de apoyo dentro de la comunidad.

Para ello como Alianza Chilena contra la Depresión, hemos desarrollado un manual de capacitación conocido como “Vive, yo te ayudo”,  que está disponible en la red en la página web www.achid.cl para su uso gratuito, y prontamente tendremos una plataforma online de interacción y capacitación en el tema, para entregar herramientas específicas de prevención y detección precoz de estas conductas. 

No hay que tener temor a pedir ayuda, existen varias instancias y los equipos de salud se están capacitando en la red para poder acoger mejor esta demanda y se está instalando un Plan Nacional de prevención de la Conducta Suicida por parte del Ministerio de Salud. 

Existe incluso un teléfono de intervención en crisis del Ministerio de Salud, conocido como “Salud Responde”, fono 600 360 777, QUE FUNCIONA LAS 24 HORAS DEL DÍA PARA CONSULTAS Y ORIENTACIÓN. 

Sugerencias de manejo: 

1)     En caso del juego online “Ballena Azul”, bloquee la pagina web, pues es posible hacerlo, ya circulan en la red formas de hacerlo.

2)     Sociabilice el tema con los padres y apoderados y los alumnos(as) de las escuelas, liceos y colegios.

3)     Realicen foros de discusión y medidas de protección, supervisados. Mayores sugerencias en Manual “Vive, yo te ayudo” (www.achid.cl).

4)     En caso de conductas relacionadas con el juego, solicite inmediatamente ayuda a la red de salud y en lo posible, en caso de lesiones, concurra a los servicios de urgencia y  realice posteriormente una denuncia a carabineros o PDI por amenazas, como sugiere Carabineros de Chile.

5)     En caso de la exposición a la serie “13 reasons why” de Netflix, no permita que menores de 16 años la vean idealmente y los mayores sólo en compañía de personas adultas, que permita una discusión y orientación sobre su contenido.

6)     Con respecto a su contenido es importante relativizar que aunque haya factores que pueden influir en dicha conducta, no explican siempre la consecuencia en un suicidio. Existen miles de jóvenes en el mundo sometidos a bullying, maltrato o abandono emocional, que no consideran el suicidio como una alternativa de solución.

7)     El suicidio no es un acto romántico ni un derecho bajo ciertas situaciones, es producto de una enfermedad mental, muchas veces depresiva o consecuencia de un gran sufrimiento psíquico, que requiere ayuda y no es un estado permanente, si ganamos tiempo y acogemos a la persona sufriente es posible ayudarle.

8)     Es muy importante fomentar una relación afectiva acogedora dentro de los ambientes familiares, independientemente de cómo estén estructuradas esas familias.

9)     Tenemos que entender todos que es posible prevenir y reducir esta conducta, no requiere grandes inversiones, sólo una actitud más empática y atenta a los signos antes descritos y al fomento de factores protectores en la familia, escuela y ambiente en general y en los casos más graves, existe una red tanto pública como privada que puede acoger a estas personas, no hay que temer consultar. 

Esperamos que estas recomendaciones generales puedan servir de orientación en alguna medida.