Inicio UACh / Organización / Prorrectoría / Noticia


Estudiantes UACh en Saskatcehwan cuentan su experiencia y cómo llegaron hasta Canadá

Cuatro son los estudiantes de la Universidad Austral de Chile que actualmente se encuentran estudiando en la Universidad de Saskatcehwan en Canadá, gracias al convenio existente entre ambas instituciones. Los alumnos postularon individualmente el año pasado y cada uno de ellos obtuvo uno de los cuatro cupos que anualmente entrega este convenio.  Hasta el país de América del Norte viajaron con diferentes formas de financiamiento para cubrir el semestre que durará su estadía en el exterior.

 

Beca ELAP

Andrea Saldes y Álvaro Galarce son alumnos regulares de las carreras de Ingenería en Conservación de Recursos Naturales e Ingeniería Civil en Obras Civiles, respectivamente. Ambos fueron beneficiados con la Beca ELAP (Emerging Leaders in the Americas Program) que otorga 7200 dólares canadienses a los estudiantes de pregrado y postgrado para realizar un semestre (mínimo cuatro meses) en alguna universidad de Canadá.

Andrea está fascinada con su primera experiencia de intercambio en especial con la multiculturalidad de la ciudad en la que viven y las clases que tomó en relación a temáticas de pueblos indígenas.  “Acá están mucho más adelantado en el proceso de reconocer a los pueblos de las primeras naciones como los llaman (…) Hasta ahora me ha encantado todo sobre todo porque cada día descubres cosas nuevas  me estoy nutriendo  culturalmente de cada país”, cuenta Andrea.

En el caso de Álvaro, oriundo de Rancagua, esta experiencia entre otras cosas le ayudará a poner en práctica su inglés el que aprendió de forma autodidacta. “En el colegio siempre me costó el inglés. Nunca me gustó. Cuando entré en la UACh quise aprender porque era una herramienta útil. Aprendí por internet. Durante un año por lo menos estudiaba una hora al día en YouTube, anotaba las palabras que no sabía y las pegaba en la pared para aprenderlas. Nunca tuve la oportunidad de hablar en inglés, me faltó practicar esa parte pero ahora lo estoy desarrollando”, comenta entusiasmado el estudiante.

 

Beca Santander

Para Felipe Hernández, estudiante de quinto año de Agronomía UACh es la segunda ocasión que realiza un intercambio gracias a un convenio de esta universidad. La primera vez fue en la Universidad de Massey en Nueva Zelanda donde realizó su práctica. En esa oportunidad pudo perfeccionar bastante su nivel de inglés por lo que su actual estadía en Canadá ha sido más sencilla. “Ya venía mucho más curtido, sabía a lo que me iba a enfrentar. Llegué con el idioma mejor preparado por lo que se me ha hecho más fácil esta segunda ocasión”, cuenta Hernández.

Para realizar su intercambio en Canadá, Felipe, obtuvo la Beca Santander Movilidad Internacional la cual entrega USD 5000 dólares para cursar un semestre en alguna de las universidades que tenga convenio con la UACh. Respecto al proceso de postulación a esta beca Felipe destaca “es súper sencillo ya que la Oficina de Movilidad Estudiantil me ayudó en todo, te van orientando en cada uno de los pasos y siempre me apoyaron. Hicieron que todo el proceso fuera súper fácil para mí”.

Recursos propios

Desde que entró a la UACh a estudiar Ingeniería Civil Informática Felipe Vergara, había querido realizar un intercambio. Lamentablemente al principio las notas y el inglés no le alcanzaban por lo que se propuso  mejorar ambos aspectos para poder concretar su sueño. “El año pasado me esforcé más que antes y le puse empeño. Aprendí inglés en el Centro de Idiomas de la UACh, tomé dos semestres; uno de inglés instrumental y otro de funcional. El cambio fue tremendo gracias a eso fui aceptado en la universidad de Saskatcehwan”, señala Felipe.

Hasta Canadá Felipe llegó con sus propios recursos  y algo de aporte de la escuela de pregrado y la  decanatura de la Facultad de Ciencias de la Ingeniería.  “El camino hasta acá ha sido largo, hay que esforzarse harto y tener real motivación en superarse. Al estar acá te das cuenta que todo el sacrificio valió la pena”, resalta.

 

Escrito por Natalia Sasso - Periodista Prorrectoría