Inicio UACh / Dirección de Tecnologías de Información / / Noticia


Internet de las Cosas: dar vida a las cosas y controlar sus movimientos.


Investigadores chilenos han desarrollado proyectos innovadores que se enmarcan en el Internet de las Cosas.

Algunos investigadores definen el Internet de las Cosas como un fenómeno que da cuenta del progreso tecnológico y cómo las actividades prácticas que realizamos todos los días se simplifican. Para el docente en Ingeniería Civil Informática, Dagmar Pearce, es dar comodidad a la personas a través de un sistema más confortable. Esto se hace transformando una señal análoga en digital, por ejemplo, a una máquina que funciona mecánicamente se le pueden colocar ciertos sensores y obtener información, que puede ser almacenada en la red.

De esta forma, según el experto, se producen las técnicas domóticas, lo que permite darle vida a ciertas cosas y poder controlar sus movimientos. Básicamente, con un control automático manejamos las cosas domésticas de una casa, como prender las luces y controlar una lavadora.
El concepto que se utiliza es el de Machine to Machine. Aquí se habla de integración entre una máquina y otra, donde se le puede dar inteligencia artificial a través de un desarrollo. Eso permite automatizar ciertos procesos, indica el profesional.

Día a día, van surgiendo tecnologías que se van implementando para facilitar el control de los objetos. Actualmente, muchas industrias han desarrollado programas para tener el control de las casas a través de sensores que te permiten saber si hay movimiento en el hogar o si es necesario encender los equipos para generar habitabilidad.

En el caso de nuestro país, se aprovechan cada vez más los alcances del Internet de las cosas gracias a inventos e iniciativas universitarias. Aquí destaca el caso de ProteinLab UTEM, donde un grupo de expertos y estudiantes de distintas carreras multidisciplinarias trabajan en sus laboratorios en innovadores proyectos que contribuyen a mejorar la calidad de vida de las personas y el medio ambiente.

Algunos ejemplos son SmartNSen, un dispositivo que puede cuidar las plantas de la casa a través de Twitter. Con sus seis sensores ambientales y una cámara fotográfica, recibe mensajes de la red social a través de @smart_nsen y reconoce palabras claves y entrega las variables ambientales en las que se encuentra el jardín del hogar.

Otro innovador proyecto es el Dispositivo IoT (la sigla en inglés del Internet de las Cosas), un trabajo colaborativo entre UTEM y la Universidad Tecnológica Nacional de Tucumán (UTN FRT), en Argentina. El trabajo consiste en que entre las facultades controlen ciertos dispositivos sin importar la distancia. De esta manera, un dispositivo análogo como una lámpara o un ventilador se pueda encender o apagar de forma remota y, mediante sensores, medir la temperatura, humedad y luminosidad. Todo esto se desarrolla de forma remota por medio de una APP para Smartphones y también desde una plataforma web.