Inicio UACh / Dirección de Tecnologías de Información / / Noticia


Una buena contraseña ayuda a mantener la seguridad de tus cuentas


La recomendación es siempre generar contraseñas robustas que consideren letras, números y símbolos, de tal manera que sean difíciles de descifrar. Los expertos también aconsejan cambiarlas frecuentemente.

Cada día, los medios de comunicación dan cuenta de vulnerabilidades que pueden afectar las cuentas de usuarios de internet. De hecho, sólo este fin de semana se conoció el hackeo a una entidad bancaria chilena, a la que robaron millones de dólares. En otras palabras, todos estamos expuestos a la ciberdelincuencia y como usuarios del sistema, estamos obligados a resguardarnos y a ser responsables cuando formamos parte de instituciones cuyo funcionamiento afecta a muchos miembros.

Hace poco, nuestra Universidad modificó el reglamento de uso de contraseñas institucionales y dentro de las principales acciones está la obligación de generar contraseñas robustas. De acuerdo a lo señalado por la Directora de DTI, Nadja Starocelsky, mantener a salvo la privacidad del sistema conlleva el uso reglamentario de las claves y su renovación periódica.

Pero ello no sólo debemos aplicarlo a las claves institucionales. De hecho, nuestros datos personales circulan diariamente a través de diversos sitios, ya sea cuando ingresamos a nuestros correos, a nuestra cuenta bancaria y a las redes sociales, entre otras. Pero, tenemos la certeza que nuestras contraseñas son seguras?

Estamos seguros que a diario accedes a tu móvil con un código, a tu correo electrónico o que consultas tus redes sociales sin necesidad de iniciar sesión. Evidentemente, todo esto facilita y agiliza cualquier consulta diaria. Es un tema con el que solemos relajarnos, pero muy importante para evitar el robo de datos y garantizar la seguridad de la información que manejamos.

Una práctica habitual es que optamos por usar la misma contraseña para todo, lo que pone en riesgo la seguridad de nuestras cuentas, o tenemos cientos de contraseñas que olvidamos rápidamente y que nos obliga a tener que estar realizando los procesos de restaurar password de forma continua. Ante ello, existen varios trucos y técnicas que puedes integrar en tus dispositivos, de manera que mejores tu seguridad informática y evites caer en los errores que suelen aprovechar hackers y troyanos para robar información o realizar phishing. Aquí damos cuenta de algunas:

Administradores de contraseñas: Dashlane, KeePass o SplashID son herramientas que almacenan todas tus contraseñas en espacios seguros y cifrados y son de uso gratuito.

Almacenamiento en la nube: Emplea los almacenamientos en la nube para evitar la pérdida de información guardada en tus dispositivos. Estos servidores emplean técnicas de seguridad y cifrado muy cómodos y eficaces.

Genera contraseñas seguras: Usa números, signos y combinaciones que sean difíciles de averiguar y poco evidentes. Descarta el uso de fechas de cumpleaños o datos de fácil acceso para los ciberdelincuentes.

Actualiza tus contraseñas con frecuencia: Esto es muy relevante, sobre todo para las cuentas a las que accedes a menudo y de forma predeterminada.

Es importante que siempre tomes ciertas medidas de seguridad a la hora de navegar por Internet y acceder a tus cuentas: evita usar redes WiFi abiertas para acceder a datos personales o sitios privados, emplear programas de antivirus en computadores y dispositivos digitales, activar los sistemas de seguridad de 2 pasos para el acceso a cuentas vinculadas con nuestra tarjeta de crédito o cuentas bancarias y bloquear la apertura de ventanas emergentes o activar la alerta de webs no seguras o lugares sospechosos.

Con estas medidas, habituales y fáciles de realizar, estaremos haciendo un importante bloqueo a la acción de ciberdelincuentes cuando quieran hacerse de nuestra información.