Inicio UACh / Dirección de Tecnologías de Información / / Noticia


Cifrado Cuántico: Alternativa en seguridad para el envío de mensajes.


Tecnología que pretende desarrollar Europa, es capaz de encriptar las conversaciones a niveles que no podrían ser vulneradas de una manera simple por ciberdelincuentes.

El Instituto de Ciencias Fotónicas de Barcelona ha anunciado que quiere dar un nuevo paso en materia de seguridad de telecomunicaciones. La iniciativa, denominada Cifrado Cuántico (CiViQ) contaría con un presupuesto cercano a los mil millones de euros para estudios en los próximos 10 años.

La seguridad en los intercambios de mensajes o llamadas es uno de los aspectos que más interesa a la población, actualmente se cuenta con aplicaciones de mensajería encriptada, sin embargo, se quiere avanzar hacia una mayor seguridad.

En el desarrollo de esta tecnología están trabajando cuatro institutos, seis universidades y ocho empresas, lo que significa más de 5 mil investigadores avocados a su desarrollo. Con esto, se pretende elaborar un protocolo de seguridad que permita también la creación de servicios y dispositivos que no vulneren la privacidad de los usuarios, todo esto, intentando reducir los costos.

Información relacionada con salud, finanzas, comunicaciones en materia de defensa, es considerada extremadamente sensible y debe manejarse con protocolos y procedimientos que garanticen el mayor grado de seguridad, por lo que es importante contar con mejores estrategias de seguridad, que permitan una mayor confianza.

Se sabe que actualmente existen importantes protocolos de ciberserguridad sin embargo, con el avance de la computación cuántica se ponen en riesgo estos estándares. Con esta tecnología, se podrían comenzar a utilizar sistemas (casi) imposibles de vulnerar, pues la base de este proyecto es que los estados cuánticos desconocidos no se pueden clonar de forma perfecta y por eso, cuando se distribuyen estados cuánticos entre dos partes, cualquier información adquirida por un tercero, perturbará la transmisión.

Fuente: www.emol.cl