Inicio UACh / Dirección de Tecnologías de Información / / Noticia


Expertos concluyen que la adicción al celular puede causar depresión


Una voz de alerta han colocado los expertos ante un estudio de la Universidad de Corea, en el que se señala que la adicción al teléfono móvil e internet puede causar desequilibrios químicos cerebrales en jóvenes usuarios que generan más trastornos como la depresión o el insomnio.

El estudio concluyó que los jóvenes adictos a estas nuevas tecnologías presentaron índices significativamente superiores en depresión, ansiedad, insomnio severo e impulsividad que aquellos que realizaban un uso sano y controlado. Las pruebas se realizaron a un total de 38 jóvenes y adolescentes, de los que la mitad había sido diagnosticada como adicta.

Entre los 19 adictos al teléfono celular e internet, 12 recibieron sesiones de terapia de comportamiento cognitivo durante nueve semanas como parte del estudio, y todos se sometieron a un test para medir la severidad de la dependencia en el que se abordaron cuestiones relativas a las rutinas diarias, la vida social, la productividad y los patrones de sueño.

También se midió la composición química del cerebro a través de espectroscopias de resonancia magnéticas. Los exámenes se realizaron antes y después en aquellos que estaban recibiendo terapias y, sólo en una ocasión, en quienes no presentaban ningún problema de salud. La idea era conocer los niveles de ácido aminobutírico (GABA), que inhabilita o ralentiza las señales cerebrales y que influye en algunas funciones como la ansiedad.

Las pruebas concluyeron que el nivel de ácido aminoburítico -respecto a la creatina y glutamina- era mayor en aquellos que eran dependientes tecnológicos, lo que puede influir en efectos como la ansiedad o la somnolencia.

En la investigación también se realizaron terapias de comportamiento cognitivo en aquellos afectados o considerados adictos, concluyendo que se normalizaron los ratios de este ácido, lo que significa que hay buenas proyecciones en el tratamiento.

Según los datos entregados, el 46 por ciento de los jóvenes de EE.UU. dicen que no podrían vivir sin su teléfono, una muestra de la dependencia que han generado estos equipos en las personas, cuestión que va en aumento.

Fuente: www.latercera.com