Inicio UACh / Dirección de Tecnologías de Información / / Noticia


Modelos de aprendizaje adaptados a la transformación digital


La situación sanitaria actual ha obligado al uso de nuevas metodologías cuya principal plataforma es la virtualidad. Revisaremos 3 modelos de aprendizaje que han debido adaptarse al mundo digital.

Por estos días, la transformación digital está reconvirtiendo toda actividad educativa, desde la escuela hasta la universidad, pasando incluso por opciones como el coaching o los cursos no reglados o informales. Ello, claramente ha dado cuenta de nuevas formas de comunicación que ofrecen modelos modernos para la mejora en la transmisión del conocimiento.

Las claves de la transformación digital
En primer lugar, las nuevas tecnologías promueven que los aprendizajes se vuelvan más activos e interesantes. Además, se adaptan a las necesidades particulares de cada uno de los alumnos según sus intereses, talentos y potencialidades. Por otro lado, se añaden nuevas capacidades de creación, almacenamiento, compartición y difusión de archivos, así como contenidos digitales de interés. Finalmente, se crean nuevos canales comunicativos que son más ágiles, seguros y colaborativos.

3 modelos de aprendizaje adaptados a la nueva transformación digital
Modelo conductual
También conocido como modelo conductista, propone aprendizajes logrados por medio de asociación entre estímulos, así como por medio de procesos no asociativos como la habituación y sensibilización a estímulos.

Gracias al mundo online y la transformación digital, la cantidad de estímulos que recibe una persona cuando aprende se multiplica, de ahí que herramientas como internet hayan empoderado este modelo.

Modelo cognitivista
El modelo cognitivista explora la cognición humana como hecho y evidencia, pues valora las diversas capacidades y procesos mentales de un ser humano. Es decir, es un ente activo en el aprendizaje.

Las nuevas tecnologías, dado que procuran una mayor individualización del aprendizaje y una adaptación y personalización completa a los talentos, necesidades y habilidades del alumno, optimizan los procesados de información y el aprendizaje acumulativo.

Modelo constructivista
Este modelo añade, además de lo ya visto hasta ahora en los anteriores, otras funciones, como el papel que juega la motivación propia de un alumno o su capacidad y voluntad para aprender por decisión propia, es decir, su actitud ante los aprendizajes como sujeto activo, siendo este un elemento fundamental en el proceso.

Sin duda, la transformación digital, dado que acerca el conocimiento a todos los individuos a través de herramientas como internet o el aprendizaje virtual con vídeos, cursos online, etc., es uno de los que más se beneficia de las nuevas tecnologías, ya que es el propio ser humano el que se debe motivar para usar todas esas posibilidades que lo rodean, aprovechando las ayudas que el propio entorno proporciona, que hoy en día son muchísimas. Claramente los modelos de aprendizaje se nutren y benefician con las herramientas tecnológicas para ser más productivos y potentes. No obstante, existen otros muchos más que también aprovechan la transformación digital y el beneficio virtual para que el individuo crezca, y es que la tecnología, bien enfocada y usada, es aprovechable durante todo el proceso de formación del individuo, que debe durar toda la vida.

Fuente: www.universia.cl