Inicio UACh / Dirección de Tecnologías de Información / / Noticia


Actualizaciones: Cómo mejorar el rendimiento de tu computadora y evitar que se ralentice


Los usuarios instalan actualizaciones de software para mejorar el rendimiento y la seguridad de sus ordenadores, sin embargo, éstas pueden producir ralentizaciones y hay varias razones que explican por qué.

En general las actualizaciones de software requieren más potencia de procesamiento, lo que resultará en una reducción general de la capacidad de la computadora para ejecutar el sistema operativo y las aplicaciones de software. En ese orden, de 4 a 8 GB de RAM serían limitados y 16 a 32 GB serían ideales para una computadora de uso general, ya que las actualizaciones de software requieren a menudo el uso de RAM adicional. Esto reduce la cantidad de RAM disponible para que el sistema operativo ejecute los programas.

Entretanto, si tienes un gran volumen de datos almacenados en el disco de tu computadora, las actualizaciones también pueden provocar una desaceleración y dado que las actualizaciones de software pueden utilizar tu espacio de almacenamiento para el procesamiento temporal, esto podría reducir aún más el espacio disponible en el disco.

En última instancia, esto da como resultado un rendimiento de la computadora más lento con cada actualización de software. Sin embargo, si tu computadora tiene suficiente memoria, potencia de procesador y espacio en el disco, las actualizaciones de software deberían hacer que funcione mejor.

Recomendaciones
1- Elimina regularmente archivos temporales
El sistema operativo y el software de las aplicaciones crean regularmente archivos y carpetas temporales en las computadoras, lo que consumen espacio en el disco de la computadora y, a menudo, usan potencia de procesamiento que pueden desacelerar la computadora.
Eliminar regularmente estos archivos puede mejorar el rendimiento y la velocidad general del ordenardor.
Los archivos temporales se pueden eliminar de forma segura mediante la limpieza del disco y las herramientas de administración para sistemas operativos populares, incluidos Windows, Macintosh y Linux.

2- Ten pocos programas que se abran al encender el ordenador
Muchos softwares como Dropbox, Skype o Adobe pueden iniciarse automáticamente y ejecutarse en segundo plano cuando se enciende tu computadora. Estos procesos se pueden monitorear usando herramientas como el administrador de tareas en el sistema operativo Windows. Mantén siempre el número de programas que se abren al inicio lo más bajo posible, desactivando los innecesarios.

3- Desinstala programas innecesarios
Es posible que haya algún software instalado en una computadora que rara vez usas. La desinstalación de los programas que no usas puede mejorar el rendimiento y la velocidad: la computadora gana espacio en el disco y se libera algo de la potencia de procesamiento.

4- Guarda información en la nube
Almacenar datos en la nube puede mejorar significativamente el rendimiento de la computadora al ahorrar espacio en el disco y en la administración de archivos relacionados.  La única limitación del uso del espacio en la nube es que se requiere una conexión a internet activa para acceder a los archivos.

5- Aumenta los recursos
La solución definitiva para mejorar la velocidad de una computadora es aumentar los recursos agregando o reemplazando hardware como la memoria de la computadora, el procesador y las unidades de disco.  Sin embargo, no siempre es posible agregar RAM a todas las máquinas, pero puede ser complejo, así que asegúrate de haber probado primero las otras soluciones (más fáciles).

Fuente: www.bbc.com